Los tríos provocan un placer intenso, lo que lleva a orgasmos explosivos.